Recents in Beach

Descubren agujero negro escondido en el Universo primitivo.

Los datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA han revelado lo que puede ser el agujero negro cubierto más distante.

Los datos del Observatorio de rayos X Chandra de la NASA revelan lo que puede ser el agujero negro cubierto más lejano detectado hasta ahora.
Créditos: NASA /ALMA (ESO / NAOJ / NRAO / Pan-STARRS.

Los astrónomos descubrieron evidencia de la existencia del agujero negro "encubierto" más distante hallado hasta el momento, usando el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA. 
Con tan solo el 6% de la edad actual del cosmos, este es el primer indicio de un agujero negro oculto debido al gas en una época tan temprana en la historia del universo.

Una densa nube gaseosa alimenta material al disco que rodea un agujero negro supermasivo durante su período de  temprano crecimiento, "ocultando" gran parte de la luz brillante del cuásar a nuestra vista.
 Mientras el agujero negro devora la materia y se vuelve más grande, en la nube se termina el gas, hasta que finalmente  queda al descubierto el agujero negro junto con su brillante disco.

La mayor parte de su radiación es absorbida y no se detecta con la mayoría de los instrumentos actuales, lo que dificulta hallar cuásares en esta fase encubierta, según Fabio Vito, miembro de CAS-CONICYT en la Universidad de Chile, quien dirigió el estudio.
 "Gracias a[l Observatorio] Chandra y su capacidad de los rayos X para atravesar la nube oscura, creemos que por fin lo hemos conseguido".

Este nuevo descubrimiento proviene de observaciones de un cuásar llamado PSO167-13, detectado por vez primera gracias a Pan-STARRS, el telescopio de luz óptica en Hawaii. 
Dichas observaciones ópticas han logrado detectar cerca de 200 cuásares cuyo brillo ya era muy intenso cuando el cosmos tenía menos de mil millones de años, o el 7 por ciento de su edad actual. 

Estos datos solo se consideraron efectivos para hallar agujeros negros sin obstrucciones, porque la radiación que detectan se suprime incluso por delgadas nubes de gas y polvo. 
Ya  que PSO167-13 era parte de esas observaciones, se esperaba que este cuásar también estuviera despejado.
El equipo de Vito probó esta idea utilizando Chandra para observar PSO167-13 y otros 9 cuásares descubiertos con estudios ópticos. 
Luego de 16 horas de observación, solo se detectaron 3 fotones de luz de rayos X del PSO167-13, todos con energías relativamente altas. 
Como los rayos X de menor energía se absorben más fácilmente que los de más alta energía, la explicación más probable es que el cuásar está muy oscurecido por el gas, lo que permite detectar solo rayos X de alta energía. 

"Esto fue una completa sorpresa", dijo Niel Brandt, el coautor del hallazgo, de la Universidad de Pennsylvania. 
“Era como si esperáramos una polilla, pero vimos un capullo en su lugar. 
Ninguno de los otros 9 cuásares que observamos estaban encubiertos, que es lo que anticipamos ”.
Por cierto, la galaxia que alberga el cuásar tiene una galaxia compañera cercana, solo es visible en datos  obtenidos anteriormente por  el Telescopio Espacial Hubble de la NASA y el Atacama Large Millimeter Array (ALMA) de antenas de radio, ubicado en Chile.
 No se logró determinar si la emisión de rayos X recién descubierta está relacionada al cuásar PSO167-13 o con la galaxia compañera porque hay relativamente poca distancia entre estas y también debido a la débil fuente de rayos X.

Si esos rayos X provienen del cuásar, entonces los astrónomos deben encontrar una explicación de por qué el cuásar aparece tan oscurecido en los rayos X, pero no en la luz óptica. 
Un posible aumento masivo y veloz en el ocultamiento del cuásar durante los 3 años que pasaron entre el momento en que se realizaron las observaciones ópticas y las de rayos X puede ser una buena razón.
En cambio, si los rayos X surgen de la galaxia compañera, entonces significaría la detección de un nuevo cuásar cerca de PSO167-13. 
Este par de cuásares sería el más distante detectado hasta ahora.
En cualquiera de estos 2 casos, el cuásar detectado por Chandra sería el más encubierto que se haya visto hasta la fecha, a 850 millones de años después del Big Bang. 
El anterior  récord se observó mil 300 millones de años después del Big Bang.

Fig. 1. Imágenes de HST y ALMA de alta resolución, revelando la galaxia compañera en la banda F140W y la línea [C II], respectivamente. Los círculos verdes sólidos y discontinuos muestran la incertidumbre posicional de los rayos X correspondientes a niveles de confianza del 68% y 90% (0,73 segundos de arco y 1,17 arcsec, respectivamente), y se centran en el centroide de emisión de banda dura (ver Fig. 2). La cruz cian marca la posición PanSTARRS-1 de PSO167–13.

Se dará seguimiento con más observaciones para conseguir más información.














Publicar un comentario

0 Comentarios